31 diciembre 2008

INSTANTÁNEAS FINALES DE 2008

PREMIO 'PERMANENCIA', a Edgardo Gelós, por
ser el Tallerista doblemente más veterano que hay
en la comunidad de El Aleph: tiene unos cuantos
añitos de edad, y lleva diez ininterrumpidos entre
nosotros, en cuyo transcurso publicó libros y ganó
varios premios. ¡Felicitaciones!

PREMIO 'TODOS LOS FUEGOS' a Walter Sosa:
más allá de su crecimiento como autor/tallerista,
fue el asador en todas las celebraciones del Taller
en el año. Y como se ve en las fotos, se hizo amigo
de Gelós hasta en el micrófono. Dios los cría...




PREMIO 'TALLERISTA DISTANTE' a Guillote
Tavcar, abnegado compañero que debutó en 2008
llegando en su moto desde Aldea Romana, cada
miércoles a la noche, en invierno y verano, con la
misma disposición.


PREMIO 'TE SIGO A TODAS PARTES': a Cris, la
Chechu y Aldana. Por apuntalar todas las
producciones en los eventos de El Aleph. Aquí,
en El Peladero Festival III.

CONSTRUCCIÓN DEL DESEO

Que todo el año sea como tus mejores vacaciones,
y siempre nos tratemos como si fuese Navidad.
La felicidad es una decisión.
Escribí tu propia historia!
Programa de Talleres Literarios El Aleph

Edgardo Ariel Epherra

30 diciembre 2008

FUEGO DE PALABRAS

DISEÑO DEL GOCE
Muchas veces la distancia nos impide tomar parte en una actividad divertida, estimulante y de primer nivel, o no logramos sacarle el mejor provecho por falta de tiempo. Ahora la oportunidad está a tu alcance para que la disfrutes desde cualquier lugar del mundo, en vacaciones o con mucho trabajo, estudiando o navegando, sobre la mesa de un bar, en el living de tu casa, en hoteles, bibliotecas, aeropuertos o locutorios de Internet. Te invitamos a compartir un espacio diseñado para el placer y el crecimiento.

MÁS. MEJOR. DISTINTO
Así está pensado El Aleph a Distancia, un Taller que integra a los amantes de las Letras en todo el mundo, donde el Coordinador atiende individualmente tus expectativas personales, que pueden ir desde el pasatiempo creativo hasta la consolidación del oficio literario. La actividad te garantiza diálogo personalizado y asistencia profesional permanente. Es el Taller virtual como opción real: otro formato del Programa El Aleph, organizado por la Asociación Cultural Prolibro con auspicio de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges y la revista Sobre Vuelos.

A TU MEDIDA
Este Taller Literario se dicta en forma personalizada: por eso es el recurso más eficaz para incrementar las virtudes de tus textos, y para trabajar sobre lo que pueda mejorarse. Los objetivos son: estimular la producción de escritura, ofrecer técnicas para la corrección de la propia obra, alentar la apreciación de otros escritores, y tender puentes con tus compañeros de ruta en todo el mundo. Queremos que nuestros talleristas se conozcan, lean, escriban y eventualmente publiquen sus obras en espacios comunes.

EL DESEO Y EL PERMISO
Para aprovechar El Aleph a Distancia no te hará falta conocimiento ni experiencia anterior (al ser un Taller Individual, partimos de la base que trae cada alumno). Tampoco hay límites de edad, nacionalidad ni residencia. Trabajamos sin inconvenientes con personas de todos los países de habla hispana, o que hablen el idioma en cualquier lugar del mundo. Sólo te hace falta una casilla de e-mail, sentir el deseo y darte el permiso para disfrutar una experiencia enriquecedora, que se adapta a tus espacios y tus tiempos.

DIÁLOGOS CON CLASE
Te ofrecemos una clase por semana, personalizada e individual, que se envía por correo electrónico. Para poner un ejemplo: remitimos la clase teórico-práctica todos los sábados, incluyendo una propuesta de trabajo. El miércoles siguiente deberás enviar tu escrito. Con la clase del sábado que sigue te llegará un comentario detallado del trabajo que hiciste, con sugerencias y datos teóricos de utilidad, más otra consigna de escritura para el miércoles. Desde el inicio establecemos ese ágil ida y vuelta, intenso y permanente, y muy pronto notarás los progresos.

SIN SALIRNOS DE LAS CASILLAS
Nuestros contactos se realizan por envíos personales de e-mail (no a listas de correo), a la dirección donde quieras recibir las clases. Siempre te escribiremos desde nuestra casilla: tallerelaleph@ yahoo.com. ar Esto hace las cosas más fáciles y seguras; no necesitarás invertir horas de navegación, exponer tus datos, manejarte con claves de acceso, ni entrar en ningún sitio en momento obligatorio.

POR EJEMPLO
El Aleph a Distancia tiene la duración que quieras darle: cada mes de trabajo contiene cuatro clases (una por semana) que se envían a partir del pago de la correspondiente cuota. Por ejemplo: abonando antes del 25 de enero, te acreditamos las clases que pagues, y recibirás la inicial en la primera semana de febrero.

TU ASESOR GUÍA
Edgardo Ariel Epherra es escritor, periodista y docente. Egresado de la Universidad Nacional del Sur (Argentina) como licenciado en Letras, publicó varios libros distribuidos en Latinoamérica y España, se han hecho traducciones de sus obras, y obtuvo premios por su producción escrita. Dicta cursos y seminarios (presenciales y a distancia) y coordina Talleres para niños, jóvenes y adultos desde hace más de dos décadas. Será tu asesor guía en las clases individuales, y para cualquier otra inquietud que surja. Todos sus datos, más reseñas, entrevistas periodísticas, fragmentos de obras y opiniones de la crítica, están en www.google.com o en www.edgardoepherra. blogspt.com

PARA QUE TE LEA TODO EL MUNDO
Los alumnos del Taller El Aleph tienen la opción de publicar poemas y cuentos breves en el blog que administramos, para que en cualquier país y a cada momento las obras estén al alcance de millones de lectores. Según avanza y mejora tu producción, podrás incorporarla a la red en este sitio `de antología', y colaborar en su difusión junto con todos los demás autores/talleristas .

COMUNICACIÓN SIN CORTES
Si tuvieras que interrumpir ocasionalmente el trabajo (falta de tiempo para escribir durante una semana) sólo perderás la oportunidad de hacer ese texto y recibir el comentario, pero tus clases proseguirán normalmente. Se te considera alumna o alumno regular en tanto mantengas los contactos semanales por mail (con el envío del trabajo, o tu aviso de que no pudiste hacerlo) y mientras abones la cuota que corresponde a cada mes. Si tuvieras que interrumpir el Taller durante un período más extenso, no hay más que avisarnos para acordar una reprogramació n de clases. La experiencia, hasta donde puedas realizarla, te resultará muy útil y gozosa.

EN RESUMEN
Todos buscan un lugar en el mundo. Nosotros hemos fundado en Internet un lugar para tu mundo. No vamos a engañarte con facilismos de vuelo corto. A escribir se aprende escribiendo. Por eso desarrollamos un ritmo sostenido de lectura comentada y escritura creativa.
Incorporar técnicas no limita tu creatividad, sino que la hace comprensible, cautivadora y emocionante para cualquier lector, y evita que te quemes en un arrebato o te ahogues en una humareda.
El calor, la luz y todos los fuegos tienen unas reglas naturales que conviene conocer para garantizar esos prodigios y no quedarnos de pronto en la oscuridad.
Que cada quien encuentre las herramientas para decir lo que tenga que decir, y lo diga por escrito del mejor modo. De tales exploraciones se trata esta actividad. Te ofrecemos vivir una rica experiencia en un Taller diferente, aprendiendo las reglas del fuego.

POR ORDEN DE LLEGADA
La atención a cada alumno del Taller es personal, y por eso hay un límite de inscriptos. Para asegurarte una de las vacantes, te proponemos cortar y pegar en cuerpo de e-mail el texto que sigue, y remitirlo a tallerelaleph@ yahoo.com. ar con la palabra PREINSCRIPCIÓN en el asunto. Cuando ingrese tu pago esta ficha se transformará automáticamente en inscripción. El cupo se va cubriendo por orden de llegada de las anotaciones.

Mensaje para que envíes al Taller:

Solicito una plaza en el Taller Literario El Aleph a Distancia.

APELLIDO Y NOMBRES:
NACIONALIDAD:
FECHA DE NACIMIENTO:
ESTUDIOS (primarios, secundarios, terciarios, universitarios) :
OCUPACIÓN HABITUAL, OFICIO O PROFESIÓN:
LUGAR DE RESIDENCIA (ciudad, país):
No hace falta que escribas tu dirección postal ni teléfono
DIRECCIÓN DE E-MAIL PARA RECIBIR LAS CLASES:
OPCIÓN DE PAGO (mes, bimestre, cuatrimestre, semestre):
DETALLE DE OPERACIÓN DE PAGO:
Si no hiciste el pago, esperamos el dato en cuanto lo realices.

¡PODRÁS INICIAR LA ACTIVIDAD CUANDO QUIERAS!
El pago de esta promoción antes del 25 de enero
te garantiza que recibirás la clase de apertura
en la primera semana de febrero.
También permite comenzar después, si te conviene.
En tal caso deberás indicarlo en la opción de inicio:

SEMANA Y MES DE COMIENZO (para caso de inicio diferido):


FORMA DE PAGO:

República Argentina

Depósito en cualquier sucursal del Banco Santander Río, en la Caja de Ahorro número 135-00151657/ 7, a nombre de María Cristina Baridón. O transferencia bancaria a la misma cuenta, número de CBU: 07201352 88000015165772, CUIL: 27-14780492- 5. Realizado el depósito o la transferencia, enviar un e-mail detallando día y hora en que hiciste la operación y el código de referencia a tallerelaleph@ yahoo.com. ar, o un fax con el ticket comprobante al (0291) 4812890.
Para el caso de que quieras sugerir otra forma de pago (personal, envíos, etc) bastará con escribirnos a la misma casilla de correo o llamar al número mencionado para hacer la propuesta.

Resto de América y Europa
Giro internacional sobre Bahía Blanca, Argentina, a la orden de Edgardo Ariel Epherra, a través de WESTERN UNION. Una vez realizado el giro deberás enviarnos el número de la orden por e-mail a tallererlaleph@ yahoo.com. ar


PROMOCIÓN EXCLUSIVA

VALOR DE LA CUOTA PARA RESIDENTES EN ARGENTINA:
$ 100 al comienzo de cada mes
BONIFICACIÓN POR PAGO ANTICIPADO:
Costo de un bimestre: $ 180
Costo de un cuatrimestre: $ 350 (incluye un libro de obsequio)
Costo de un semestre: $ 520 (incluye dos libros de obsequio)

CUOTA INTERNACIONAL:
Por mes adelantado para residentes en el resto de América: 80 dólares
Por mes adelantado para residentes en Europa: 90 euros.

IMPORTANTE:

LA PROMOCIÓN RIGE PARA LOS PAGOS
QUE INGRESEN HASTA EL 25 DE ENERO,
Y GARANTIZA EL ENVÍO DE LA CLASE INICIAL
EN LA PRIMERA SEMANA DE FEBRERO DE 2009
(Luego de esa fecha, consultar calendarios y tarifas)

SE PUEDE PARTICIPAR DE EL ALEPH A DISTANCIA
DESDE CUALQUIER LUGAR DEL MUNDO, INCLUSO
LA CIUDAD DE BAHIA BLANCA, SIN IMPORTAR
QUE SEAN ALUMNOS DE GRUPOS PRESENCIALES

Muchas gracias por compartir este espacio creativo
y extender la invitación a otras personas
con tu misma inteligencia y sensibilidad
Programa de Talleres Literarios El Aleph

El Programa de Talleres El Aleph es otro servicio de la Asociación Cultural Prolibro, ONG, Personería Jurídica nº 15.315, con más de 20 años de trayectoria en la generación de productos y servicios vinculados con la difusión de las Letras. El Aleph tiene auspicio de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges. La sede de sus Talleres presenciales es Chiclana 369, Bahía Banca, Buenos Aires, Argentina. Telefax: 54 291 4812890. Coordinador responsable de los formatos presenciales y a distancia: Lic. Edgardo Ariel Epherra. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

02 diciembre 2008

LIBROS, EVENTOS Y TALLERES

POSANDO PARA LA CONTRATAPA

El coordinador de El Aleph (abajo, centro)
con algunos autores de la Antología 2009,
durante la fiesta de prelanzamiento del libro
realizada en el Café Literario. Esta nueva obra se
presentará en Buenos Aires, Bahía Blanca y otras
ciudades a partir de abril próximo.

11 noviembre 2008

FIESTAS y + FIESTAS


Se llenó el Pub Concert El Peladero. ¿Qué hubo? Acto
de conmemoración del Cincuentenario del coordinador
de El Aleph (sí: el de sombrero). Inevitablemente,
dirigió la palabra...

09 noviembre 2008

PENÚLTIMO CAFÉ DEL AÑO


Leo Ordinez y Juan José Guerra con Cortázar.


De abajo arriba: Dante, Vero y Javier Cristobo,
en el Patio Cervecero del Café Literario.


Alicia Anselmi cuenta una historia de su autoría.


Todo el Jazz, con Beto Carranza y sus músicos amigos.

07 noviembre 2008

DÍA INTERNACIONAL DE LA NO VIOLENCIA


La Plaza del Sol brilló de noche. El Stand
de la Asociación Cultural 'Prolibro' fue una
mesa de Café y Taller con obras de El Aleph.


Desde temprano: la fuerza de Angelus (Rock & Blues)


Niños en ronda. Letras y corazones grandes
cantando por la Paz.


Desde la derecha: Marilina, Alicia, Stella, Edgardo.
Difusión y compromiso de El Aleph, aulas afuera.


La memoria: siempre una obra en construcción.
Postal de la plaza el 2 de octubre en Bahía Blanca.

30 septiembre 2008

NOCHES DE CAFÉ LITERARIO


Stella Berlo, cuentacuentos
y atajapenales.


Marcela Drittanti, chica orquesta y cuenta cuentos.


Cecilia Epherra, cantante de Angelus,
Picadillo Circo y Che Fran.


Narra un cuento propio Mabel Fernández

RECIBIMOS A LA PRIMAVERA EN EL CAFÉ


El Patriarca del Café Literario, Edgardo Gelós


Claudia Redondas lee sus cuentos


W.S: interpreta a Cortázar
(La noche boca arriba)


Raúl López, voz principal de 'Sindicanto'


María Rosa, Horacio, Edgardo, Norma y Claudia.
Escribir como es bebido.

29 septiembre 2008


Adriana Ionni lee su autobiografía


Fongón espontáneo de madrugada


Leonardo Ordínez: Café con cuentos


Sara Vivier, historias de entonces...

25 agosto 2008

¡MUY PRONTO!


Ya estamos ultimando los detalles para publicar aquí la nueva producción de los poetas y cuentistas del Taller Literario El Aleph: se trata de una selección de textos breves escritos en los diferentes grupos a partir de la segunda mitad del año, y que iremos publicando en nuestro blog para que los visitantes amigos de todo el mundo disfruten y comenten. También habrá noticias de la revista Sobre Vuelos, el Café Literario del taller, y la preparación del libro con obras de 2008, que nuestros talleristas presentarán en Buenos Aires, y cuyos ejemplares firmarán en la la Feria Internacional de Libro del año próximo. ¡No se lo pierdan!

27 abril 2008

UNA HISTORIA DE TERROR

Aprendimos con el escritor Abelardo Castillo que hay que comprometer la propia voz, seamos coordinadores de un Taller Literario, médicos o albañiles. Lo que sigue es una opinión sobre asuntos de vida o muerte que asedian a la ciudad donde vivimos, para que todos nos ayuden a encontrar indicios, fundamentos y soluciones. El problema es acuciante y todos necesitamos advertirlo.

La guerra de los mundos
BAHÍA BLANCA Y SU EXPLOSIÓN INDUSTRIAL

Tarde y muy mal, pero se supo: dos buques de tres cuadras de largo navegan hacia el puerto de Bahía Blanca, uno cargado con gas líquido, y otro que reconvierte ese combustible en gaseoso para enviarlo a un ducto del Polo Petroquímico. Los que defienden la operación dicen que viene con tecnología de avanzada, pero no está allí el eje del debate. Esos barcos llegan del primer mundo en medio de una improvisación más bien tercermundista, para trabajar en un puerto inseguro por la alarmante concentración industrial y urbana y por su larga historia de siniestros: aquí nadie muestra estadísticas en accidentología, pero todos recordamos los muertos en la explosión de un elevador, los derrames contaminantes, los escapes tóxicos y otros graves episodios que ya son comunes. Si esos barcos ingresan al puerto de Bahía Blanca, habremos alcanzado el registro más grosero en la amenaza ambiental que esta ciudad perfecciona hace décadas, y ahora puede coronarse en catástrofe.

OCULTAMIENTO SISTEMÁTICO
Contra la ley, varias carpetas técnicas del proyecto llevan membretes de confidencialidad, es decir que los responsables vedan información pública a la ciudadanía, y con refinado cinismo les piden a los vecinos que no hablen sin saber. Muchos temas fueron mañosamente sustraídos al debate, pero ahora se multiplican las discusiones, y hasta que no exista información específica todo indicio en los medios de prensa debe asumirse como prueba cabal. Las investigaciones periodísticas son serias y no sólo sugieren eventuales riesgos: subrayan una imprudencia temeraria. Se dice que esto subsanará el déficit de gas para la planta urbana, pero se sabe que ese déficit es crítico por el consumo que hace la planta industrial (todas las empresas del Polo). ¿Por qué tanto misterio y tanto apuro? Parece obvio que los barcos vienen a auxiliar un interés económico de sector en menoscabo de la salud pública.

HACER LO QUE NO SE PUEDE
Según datos que van confirmándose, este proceso de regasificación implica que los barcos permanezcan conectados por grandes mangueras, con circulación de nitrógeno, durante 40 a 48 horas. Se recomienda hacerlo a una distancia de 8 kilómetros de puntos de concentración urbana o industrial, pero en Bahía Blanca pretenden realizarlo con los buques amarrados al muelle de la empresa Mega, puerto de Ingeniero White, a metros del cual hay depósitos de amoníaco, sin considerar el asentamiento de barrios y escuelas vecinas. Claro que siempre se puede hacer peor: este procedimiento ocurrirá periódicamente, y en cada ocasión obligaría al cierre del puerto y el aeropuerto de la ciudad. Las prevenciones ‘confidenciales’ también aconsejan la inmediata evacuación del muelle y partida de los barcos a alta mar si el viento supera los 90 kilómetros por hora, cuando en Bahía Blanca cualquier vecino está habituado a convivir con ráfagas superiores a los 140 kilómetros. La prensa comenta que en ciertos gabinetes de seguridad, despachos públicos y privados ya se están cambiando las regulaciones, flexibilizándolas para permitir que se haga lo que no puede hacerse. Semejante insensatez movería a risa si no tuviese rumbo trágico: hemos ido de la globalización a la flexibilización y de allí a la regasificación, viviendo una vida cada vez más precaria por seguir el discurso del progreso mundial.

ALERTA CIUDADANA
El abogado José Conghos ocupa un alto cargo a nivel provincial, de incumbencia específica en temas ambientales. Cuando la polémica lo alcanzó en su despacho de La Plata, dijo que los barcos son seguros. Pero los vecinos del puerto no protestan por los barcos: les preocupa lo que traen, y lo que van a hacer con eso tan cerca de sus casas. Desde la capital provincial sostienen que no hay noticia de siniestros en esta operatoria, creada hace pocos años, pero olvidan meticulosamente el registro de alarmas ambientales que vienen provocando las industrias, junto a cuyos depósitos se quiere operar. Nadie puede desconocer el riesgo: como se verá en este informe, hasta el mismo funcionario se ocupó de denunciar falta de infraestructura y precariedad de controles (ni siquiera existen centros de asistencia para tratar quemaduras de poca complejidad). Eso en cuanto al puerto. Y acerca de los barcos, Conghos dijo que los responsables de la ‘regasificación’ tienen 90 días a partir de la fecha del certificado de aptitud ambiental, para que hagan un informe de riesgos. Esto es: primero extiende un certificado de aptitud ambiental, y después evalúa el peligro (¿no debería ser a la inversa?). La empresa privada naturalmente redactará el informe que la favorezca, y no va a autoinculparse: es como abrir la puerta del gallinero, y luego emplazar al zorro en 90 días para que nos informe sobre el impacto que va a generar su presencia allí. Pero estas son estrategias de distracción: mientras en La Plata obsequian ‘meses de gracia’ para un parcial informe, las dos naves estarían operando en el puerto bahiense durante mayo.

QUEMAR A LOS VECINOS
Si algo explota, no queda nada: es así el ‘efecto dominó’, que miran de reojo sectores científicos y de la salud, entre otros. Y parece muy probable que suceda, por la saturación de elementos peligrosos en la zona y por la sobresaltada historia reciente. En Bahía Blanca, quienes pensamos en la vida de nuestros hijos sólo podemos discrepar, con la mayor responsabilidad y fundamento. Un funcionario nos definió como ‘actores ocasionales que se suman al debate para sembrar el temor’. La actitud entristece por lo miserable: no puede agraviarse así a tantos vecinos comunes, que buscamos defender la vida lejos del oportunismo partidario, la conveniencia empresarial y la vocación agitadora: hemos nacido aquí, nos han forzado a convivir con una de las concentraciones industriales más grandes del continente, y a presenciar sus simulacros por demasiado tiempo. Entonces, sabemos de lo que estamos hablando. Quienes habitan el puerto, además, experimentan a diario el peligro, la degradación de su salud y la falta de planes de contingencia. Y para que no digan que hablamos sin saber, lo demostraremos con palabras del propio doctor Conghos, que es la autoridad.

UN NOMBRE Y UN NOMBRAMIENTO
A quienes habitamos el ojo de esta tropelía inminente nos queda una penúltima carta: confiar en la probidad de José Conghos, un funcionario del poder central que antes de obtener su nombramiento en La Plata tuvo un nombre en Bahía Blanca, conoce estas calles, y cultivó una trayectoria entre nosotros defendiendo la ecología. Es lógico pretender que alguien forjado en el derecho y la defensa del medio ambiente se comprometa con la vida de su comunidad: ‘Comunidad’ es el sitio donde uno mejor puede comunicarse, porque tiene más cosas en común, y probidad es hacer coincidir nombre con nombramiento (o renunciar a lo segundo). Confiamos en que este ex vecino nuestro no nos va a defraudar. Además, volver a casa luego de la función pública puede ser complicado, especialmente si el lugar donde crecimos y trabajamos es ceniza y escombros.

CONTROL ESTATAL CON AUSPICIO PRIVADO
Muchos funcionarios (y Conghos lo hizo) remiten controversias ambientales al veredicto de alguna universidad, lo cual no garantiza fallos asépticos: hay dos grandes casas de altos estudios en Bahía Blanca, que sufren asfixia presupuestaria como todas las universidades públicas, empujadas a la mendicidad para no cerrar sus puertas. Desde que estas entidades crean Fundaciones para captar dinero de sectores privados, no es serio ponerlas a fiscalizar a sus propios auspiciantes. En la misma cuerda, toda la población conoce otra falacia gastada por el abuso: sale más barato pagar campañas de educación vial, restauración de rosedales y coros de niños que invertir en seguridad industrial. Por eso existen tantas empresas reincidentes en agravios ambientales que apadrinan escuelas, clubes, guarderías. Una iniciativa vecinal propuso implementar el ‘Veraz ecológico’, para que las empresas multadas por contaminación, queden inhibidas de auspiciar actividades deportivas, artísticas, científicas y educacionales. Todos confiamos en que la Municipalidad, como poder autónomo, lo aplique. La transparencia es salud. Ya se destituyó a un intendente en Bahía Blanca, entre otras causas, por presunto cobro irregular de fondos que pagaban empresas del Polo Petroquímico, y eran ‘triangulados’ con una biblioteca barrial.

VINCULO CON LA VERDAD
Estas promiscuidades discursivas obligan a volver al doctor Conghos: cuando no era funcionario bonaerense y vivía en Bahía Blanca, él mismo firmó un artículo cuyos argumentos bastan para impugnar la llegada de los temidos barcos. Tal vez ahora, mientras aguarda que le escriban su informe de riesgo, quiera releer lo que publicó. Aquel texto suyo aparece en la revista ‘Vínculo’ del Colegio de Abogados (nº16, octubre de 2005): comienza señalando que “las inversiones industriales insinuaban grandes expectativas de trabajo y desarrollo para la zona; sin embargo finalizadas las mismas comenzaron a evidenciarse todos los inconvenientes que ocasionaban a la comunidad”. Después agrega que “tampoco los simulacros ni los discursos sobre prevención equivalen al cumplimiento riguroso de las normas internacionales”. Y se refiere a los repetidos escapes de gases venenosos: “En el más grave accidente un escape de cloro en forma de nube tóxica amenazó a la ciudad, pero se desvió hacia el mar gracias a un cambio en la dirección del viento. Eso salvó la vida de miles de personas”. Así cierra el dr. Conghos esta parte de su columna, subtitulada “Vivir por casualidad”. Dice: “Los accidentes aumentaron la concientización respecto del riesgo que existe para toda la ciudadanía de Bahía Blanca, y demostraron que los mecanismos de respuesta a este tipo de emergencia: Defensa Civil, Bomberos, Hospitales, Policía, etc, no se encuentran a la altura de las circunstancias”.

SI ASÍ NO LO HICIERE
Desde 2005, cuando el actual funcionario escribió aquella nota desde el llano, aumentaron las concentraciones de actividad industrial en el puerto, pero la logística de asistencia se mantuvo insuficiente (o más precarizada). Los niveles de peligro ya habían superado lo razonable, y por eso el doctor Conghos recordaba en su vigoroso artículo la ley provincial 12.530, advirtiendo que “la radicación de nuevos emprendimientos (…) estará condicionada a la evaluación de la capacidad de absorción de la nueva carga considerando los niveles ya existentes, es decir el impacto que la misma tendrá, atendiendo a los impactos existentes”. La jerga tecnicista y la maña jurídica no alcanzan a ensombrecerlo: esta ley ordena atender el impacto ambiental que ya sufre una zona, antes de autorizar nuevos emprendimientos por ‘seguros’ que fuesen. Después de alertar sobre el compromiso del Comité Técnico Ejecutivo para que vigile a las empresas (“de su funcionamiento real depende sin exageración la vida de todos”), el columnista ecológico, que aún no era funcionario de la gobernación, reclamaba “una decidida acción de cada Poder Ejecutivo involucrado, antes de que empeore la conflictividad o un accidente industrial más grave nos recuerde que el principal valor a resguardar es la vida humana”. En lo que le toca, el autor de tan meduloso análisis puede asumir hoy mismo ‘una decidida acción’, y resguardar ‘la vida humana’ de quienes vivimos aquí, porque en este conflicto él tiene poder, y debe ser ejecutivo, ya que está involucrado.

Edgardo Ariel Epherra
Asociación Cultural 'Prolibro'
ONG, Pers. Jurídica nº 15.315

17 abril 2008

Mayo, mes de acontecimientos para El Aleph

LA NOTICIA
Una delegación de 30 autores de la ciudad de Bahía Blanca realizará intensas actividades en mayo próximo en Buenos Aires. Se trata de integrantes del Taller Literario El Aleph, emprendimiento coordinado por el escritor Edgardo Ariel Epherra, que llega a la Capital con una rica agenda de encuentros institucionales y de divulgación.

EL MOTIVO
Estas actividades se organizan en el marco de la celebración de las dos décadas de trayectoria del Taller El Aleph, que cuenta con apoyo del Instituto Cultural de Bahía Blanca, y auspicios del Concejo Deliberante de esa ciudad y la Fundación Internacional Jorge Luis Borges.

CON MARÍA KODAMA
El viernes 2 de mayo a las 11.00 hs los talleristas visitarán la Fundación Internacional Jorge Luis Borges para reunirse con su presidenta, la señora María Kodama, a quien obsequiarán un ejemplar del libro 'La vida de la obra', antología de reciente edición que ofrece poemas y cuentos escritos durante el último ciclo. Además de compartir información sobre los proyectos para 2008 en El Aleph, se planteará allí la posible creación de una Filial de esa prestigiosa entidad en Bahía Blanca, como existe en varias ciudades del mundo.

LANZAMIENTO EDITORIAL
El sábado 3 de mayo a las 10.30hs. en Ayacucho 357 tendrá lugar la presentación oficial del libro 'La vida de la obra', en el auditorio de la Editorial Dunken. El acto es para todo público, con entrada libre y gratuita e invitados especiales del ambiente literario.

FIRMA DE EJEMPLARES EN LA FERIA DEL LIBRO
Por la tarde, a las 15 y a las 17 hs, en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, predio de la Sociedad Rural (Palermo), los autores firmarán ejemplares en el Stand de la Editorial Dunken.

CHARLAS DE DIVULGACIÓN
El mismo sábado 3 de mayo a las 19 hs, en el stand de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges de la Feria, los bahienses realizarán una promoción de su obra y diálogo abierto con el público para informar sobre las actividades del Taller.

EN RESUMEN
Esta agenda de trabajo, y la larga historia que la motivó, confirman que el Programa de Talleres Literarios El Aleph está entre los más calificados en su género, tanto en actividades de estímulo y formación como por su producción de libros de reconocido nivel.

24 enero 2008

ENZO INVITA A SUBIRSE

Felicitaciones
Me parece excelente el emprendimiento del taller literario. Lo encontré casualmente hurgando entre bloggers bahienses, no sé mucho al respecto, pero tengo últimamente cierta inclinacion, aproximación a las letras. Estoy interesado en saber más al respecto. Además quería dar a conocer un cuento mío que tal vez encuentre su lugar entre ustedes, o por lo menos encuentre oportunidad de llegar a otros ojos; no hay mayor placer que ese. Felicitacionmes.
Enzo.
Mi blog: www.mipedestal.blogspot.com

Querido Enzo:
A falta de pedestal, nosotros nos hicimos esta mesita para compartir papeles y entusiasmos, y te agradecemos que la hayas encontrado estimulante. Pronto aquí mismo se publicará el detalle completo de El Aleph modelo 2008, con todos sus formatos, diseños y actividades. Te aseguramos que es un taller decididamente distinto. Y cuando nos llegue tu cuento, aquí estará para todos, porque no somos egoístas.
¡Un fuerte abrazo!
Los que hacemos El Aleph.

12 enero 2008

Dos historias breves y un poema ¿de amor?

Los textos que siguen pertenecen a 'La vida de la obra', libro de 28 integrantes del Taller El Aleph que será presentado en el auditorio de la Editorial Dunken (Buenos Aires) el 2 de mayo de 2008, y un día después sus autores firmarán ejemplares en la Feria Internacional del libro. Les regalamos esta muestra...

Inspiración divina
El predicador se exalta enarbolando su Biblia en la peatonal, un sábado a la tarde. Grita: ”¡Arrepiéntanse, porque el Reino de los Cielos está cerca!” y con su otro brazo señala el décimo piso de la torre que le hace sombra.
Principio de mes. Las billeteras están eufóricas. Una muchedumbre asedia el microcentro. Hay colas en los puestos de cubanitos y pochoclo, pibes pidiendo a gritos que los lleven a la plaza. Familias enteras copando vidrieras y exhibidores. Territorio cosmopolita con predominio de judíos y coreanos pugnando con diversidad de otras razas por facturar sin tickets. Vendedores ambulantes exhiben relojes, medias, camisetas de Boca. Un payaso infla un globo y le sonríe a la estatua viviente, que sólo se mueve por las monedas del tarrito ubicado a sus pies.
Mario es uno más de la fauna, aunque su rumbo es incierto. Camina con desgano y desaliño. La ropa que lleva es vieja y sucia. Tiene alcohol en los ojos y en la sangre.
Desde una zapatería se percibe el show de los vendedores, zalameros, zigzagueantes entre cajas y mujeres. Mario los observa, recordando la canción: “¿por qué no me quieres mi amor, por qué no me quieres mi vida? ¿qué te puedo dar? Ropa, zapato, casa y comida”. La canta riendo y al llegar al puesto de venta ambulante de su amigo el Turco, recibe el reproche:”¿Qué hacés, Vieja? ¿venís de maniquí o vas a ayudar?”.
- Perdoná. No estoy en condiciones. Pero el lunes te prometo que vengo.
La tarde cae. Hay una bruma caliente y espesa. Los helados soft vienen y van, se paran frente al plasma (oferta del día) de Garbarino. Suenan celulares, contestan adoles-
centes, embarazadas, artesanos. Suena el semáforo avisando a los ciegos.
Mario deambula y piensa en cómo hacerse el día. Al pasar frente al predicador que esgrime su biblia y su advertencia señalando al Reino de los Cielos, tiene una revelación: súbitamente inspirado, le saca al tipo la biblia y la pone entre las manos de la estatua viviente. Aprovecha la confusión y se lleva el tarro con monedas, perdiéndose de vista entre la multitud.
Marcela Drittanti / betoecarranza@yahoo.com.ar

Despertares
Algo había cambiado, puesto que antes de despertarme por completo sentí la aspereza del suelo raspándome la espalda. Cuando abrí los ojos miré a mi derecha, donde cada mañana Mabel me traía el desayuno. Casi por instinto supe que aquel día no iba a haber Mabel, ni trabajo, ni consuelo: el cuarto en el que me encontraba era un cubo de concreto de unos diez metros cuadrados donde apenas se filtraba un rayito de sol mustio por una claraboya, atravesaba el cuarto y moría en la pared opuesta. La puerta no intenté abrirla porque consideré obvio que estuviese cerrada: era una planchuela de hierro fundido, rústica pero inexorable. La noche anterior me había dormido leyendo un cuento donde un condenado a muerte esperaba la mañana de su ejecución en un cuarto así, aunque mis dolores eran demasiado fisiológicos para pertenecer a un sueño.
Trepé hasta asomarme por la claraboya y vi cuesta abajo un mar verdoso y cualquiera. Sentir su olor me recordó que estaba bien despierto. Recordé que el hombre de mi cuento había fatigado todos los medios para atenuar su desesperación, pero yo no estaba desesperado sino perplejo, y sobre todo conciente. Durante horas caminé en círculos por la habitación: por fin se abrió la puerta y entraron dos tipos robustos, semidesnudos, hablando un idioma extraño, mucho más indescifrable que el polaco o el de los turcos. Me tomaron de los hombros con más amabilidad que prepotencia y me condujeron por un pasillo hasta un portón en cuyas rendijas se podía adivinar el sol externo. De la oscuridad lateral aparecieron dos mujeres; una traía un escudo y la otra una espada, me arrancaron la camiseta dejándome armado y en cueros. Los dos hombres abrieron el portón y me empujaron suavemente, como en una sugerencia. Yo esperaba leones o dragones, pero sólo había arena y silencio y una claridad devastadora que dibujaba un horizonte lejano. Otra vez el instinto me dijo que la puerta no se abriría pero ahora fui mucho menos racional; volví sobre mis pasos y empecé a golpear sin que nadie respondiera desde adentro.
Después de caminar largamente caí al suelo con la boca llena de polvo, y volví a dormirme entre alucinaciones. Cuando recobré el conocimiento sentí unos zarpazos o cachetazos fríos que me sacudieron (repito que esperaba leones o dragones): tal vez alguien quería salvarme, o todo lo contrario. En ese nuevo despertar tuve miedo de abrir los ojos, pero al fin lo hice y allí estaba Mabel, a mi derecha, clavándome una mirada de búho como si hubiese salido de un cuento de Poe; Mabel diciéndome cosas que yo no alcanzaba a entenderle, mientras me extendía con sus garras la tibia cicuta matinal.
Guillermo Gratón / ggrat9@hotmail.com

Secretos de la arcada
Todas las veredas en calle Alsina están copadas por la gente,
todos toman cerveza en calle Alsina.
Sí, la ciudad entera desfila.
Las mujeres hermosas, infinitas, con sus remeras escotadas
y sus cartelitos en inglés: Love me o kiss me o live o kill me.
Unos las ve pasar y toma un trago de esa cerveza amiga
y consume en un beso el último cigarrillo.
Un tuerto ofrece flores a parejas mudas.
Hay un pibe que vende o pide: en su remera no hay cartel;
será porque habla con los ojos, será porque no tiene palabras.
No importa, las chicas pasan con sus remeras
y sus senos altísimos –que siempre son el horizonte de otros.
Uno sólo quiere mirar y tomarse otro trago de esa cerveza amiga
y escuchar los taconeos, las risas, los autos.
¡Si, los autos! Ese andar sin ir a ningún lado,
circular y ruidoso como la vida misma.
Ese andar de marcas y modelos de lujo.
Imposible no amar el siglo veintiuno
habitado por chicas con vísceras de hierro
que siempre saltan a los autos y a la noche, y al destino
que marca su círculo inefable:
La cerveza se termina,
el tuerto de las flores es el sereno del bar y está feliz,
el pibe cuenta monedas en el cordón,
algo despide olor a algo indescifrable
y yo aparto mi silla en la vereda sola
y vuelvo a casa regurgitando la época.
Guillermo Gratón